Emergencia Coronavirus

Observatorio Ciudadano reporta 812 nuevos casos en siete días; letalidad: 28.1%

Monitoreo independiente separa sus datos del conteo del Minsa y corrige totales, porque falta de transparencia le impide verificación de cifras

El Observatorio Ciudadano COVID-19 elevó su registro independiente de la pandemia a 4971 casos sospechosos de covid-19 y 1398 muertos asociados al coronavirus (1289) y neumonía (109), para una letalidad del 28.1% hasta este diez de junio; en contraste con el conteo oficial de 1464 casos positivos y 55 fallecidos, para una letalidad de 3.76%, según el Ministerio de Salud.

El Observatorio admitió en su informe correspondiente a la semana del cuatro al diez de junio de 2020, que la falta de transparencia en los informes que presenta el Minsa, indujo el riesgo de que algunas de las pocas víctimas de la enfermedad que reconoce la dictadura, pudieran haber sido contadas dos veces en los reportes del Observatorio, por lo cual a partir de ahora ya no incluirán en el total el registro del Minsa, sino que lo presentarán aparte.

Al hacer la corrección, también han ajustado los totales registrados hasta la fecha, por lo que a nivel global hay una reducción, pero en comparación entre el reporte anterior y el actual hay un aumento de 812 casos sospechosos verificados por el Observatorio a partir de denuncias de la población y el seguimiento de especialistas y médicos independientes.

Esfuerzo independiente

El Observatorio Ciudadano es un esfuerzo colaborativo en el que hay profesionales en medicina, comunicación, investigación, ingeniería, informática y estudiantes, que sistematizan la información que reciben a través de una red de organizaciones, y de la ciudadanía en general, para ayudar a llenar el vacío de información sobre la situación de la epidemia en Nicaragua.

El testimonio de familiares y pacientes a través de medios de comunicación, redes sociales, e incluso algunos demuestran que los datos que ofrece el Minsa están lejos de la realidad.

El más reciente informe del Observatorio explica que “esta situación [el doble conteo] la pudimos evitar antes cuando el Minsa entregaba mayor información sobre cada caso. Sin embargo, la insuficiente información pública nos impide seguir llevando el rastreo adecuado para evitar la duplicación”.

Eso les llevó a que, en el informe semanal actualizado al diez de junio 2020, incluyeran reportes tardíos de 272 casos sospechosos y 4 muertes, ocurridas entre el 19 de marzo y el ocho de junio. “Estos cambios alteran las series de datos que hemos presentado anteriormente”, por lo que actualizaron la información en el informe, y en su página web.

La muerte recorre Managua

Los datos recopilados al diez de junio muestran un acumulado de 4971 casos sospechosos (812 casos nuevos, lo que representa un incremento del 20%) verificados por el Observatorio Ciudadano en todos los departamentos y regiones autónomas, de los que casi la mitad (2323, o sea, el 46.7%), están en Managua.

Otras seis ciudades del norte y el Pacífico del país, concentran 1820 casos (36.6%), destacando Matagalpa (475), Masaya (467), León (322), Chinandega (247), Granada (159) y Estelí (150). Este conteo incluye los datos oficiales del Minsa, y los casos sospechosos reportados al Observatorio.

Un total de 109 (9%) de las 1398 muertes que les fueron informadas y pudieron verificar, “se categorizan como muertes por neumonía y 1289 (92%), como muertes sospechosas por covid-19.

La capital también encabeza el reporte con 614 muertes (43.9%). Le siguen Masaya (178 decesos); León (117), y Chinandega (98).

Efectos en el personal de Salud

Al estar en la primera línea de combate a la enfermedad, los trabajadores de la salud están altamente representados en las estadísticas de contagios y fallecimientos. El informe indica que, hasta el diez de junio, recibieron reportes de 536 trabajadores de la salud “con sintomatología asociada o presuntiva de covid-19” en 16 de los 17 departamentos del país.

Tres de las ciudades más grandes (Managua, León y Matagalpa) encabezan esos reportes, en donde también se mencionan otros 59 municipios.

El personal de Salud también aporta una cuota alta (61) de muertes sospechosas de covid-19, a este conteo macabro. Ello incluye a 25 médicos, 16 miembros del personal de enfermería, nueve administrativos, dos visitadores médicos, dos laboratoristas y siete categorizados como “otros”, donde se cuenta al personal técnico, por ejemplo.

Despidiendo a doctores

Solo 155 (11%), de las 1398 muertes, ocurrieron en la casa de habitación de las personas, y apenas 14 (1%) durante el traslado a una unidad de salud. Este informe incluye el primer reporte de una muerte sospechosa de covid-19 que hubiera ocurrido en un asilo para adultos mayores.

También se hace referencia al aumento en los reportes sobre “amenazas o represalias, especialmente a personal de la Salud, donde al menos 16 médicas y médicos fueron despedidos”.

Finalmente, recuerdan el alto costo y las grandes dificultades que enfrentan las familias “para cubrir los gastos que ocasiona la enfermedad, principalmente porque ni el Estado ni la empresa privada han fomentado una política contra el acaparamiento ni la especulación”.

Citan como ejemplo, el reporte de aumentos desproporcionados (hasta 40%) en las facturas de agua y luz, aumento en los costos y escasez de medicinas e insumos relacionados al tratamiento y prevención del covid-19, especialmente tanques de oxígeno.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend