Nación

Acuerdo con Cidh y OEA para conformar grupo independiente

Ortega acepta Comisión Internacional de la Verdad

CIDH

Investigarán las responsabilidades individuales en la matanza orteguista



Un grupo de cuatro extranjeros, propuestos por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), investigará la masacre que ha causado la crisis política actual en Nicaragua, con un saldo que ya supera los 80 muertos, según acordó este miércoles la Organización de los Estados Americanos (OEA) y el Gobierno de Daniel Ortega.

La vicepresidenta, Rosario Murillo, destacó el cumplimiento de los acuerdos por parte del Gobierno. “Nuestro gobierno está honrando los compromisos de la mesa de diálogo, con investigación de todos los hechos de violencia, con la justicia, alrededor de todos esos hechos de violencia”, aseguró a través de los medios oficialistas.

El equipo internacional analizará las líneas de investigación y hará recomendaciones de acciones sobre los distintos niveles de responsabilidad jurídica.

El acuerdo alcanzado certifica que el grupo podrá apoyar las investigaciones que las autoridades nicaragüenses lleven a cabo para esclarecer los efectos de la crisis.

“La Secretaría General de la OEA informa que concluidas las negociaciones se firmó la creación del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes para investigar y esclarecer las muertes por violencia en Nicaragua, cumpliendo así con recomendación de la CIDH”, señaló en Twitter el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Añade el acuerdo que este grupo de expertos de la CIDH podrá proponer al Gobierno de Nicaragua “medidas adicionales” que garanticen la seguridad de las personas que colaboren en las investigaciones, ya sea en calidad de testigos o peritos.

El presidente Daniel Ortega se comprometió a dar acceso a los expedientes tramitados por el Ministerio Público de las pesquisas y causas penales iniciados a raíz de las manifestaciones violentas.

Nicaragua cumple este miércoles 43 días de una crisis. La semana pasada, la CIDH presentó su informe tras una corta visita al país, en la cual confirmó la muerte de al menos 76 personas y otros 868 heridos. Sin embargo, en menos de una semana las cifras de muertos y heridos se elevaron. Este lunes, Amnistía Internacional calculó los fallecidos en 83.

El presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, el cardenal Leopoldo Brenes, celebró el acuerdo. “Ya la Conferencia Episcopal había dicho que era interesante e importante que pudiera haber un organismo internacional para investigar esas muertes. Es bien importante para la salud y la tranquilidad de todos los nicaragüenses”, aseguró el arzobispo en una conversación con Efe.