Economía

Ortega cierra el cerco económico sobre las empresas

Golpe contra sector privado y asalariados, cuando apenas se reinicia diálogo para enfrentar la crisis política que trajo el colapso económico

La Asamblea Nacional, dominada por el oficialismo, aprobó las reformas a la Ley de Concertación Tributaria (LCT), apenas unos minutos antes de que se instalara la reanudación del diálogo nacional, al que el Gobierno de Daniel Ortega no envió a ninguno de sus representantes del gabinete económico.

La aplicación de esas reformas, que pretende recaudar “unos 300 millones de dólares en este año”, según palabras del ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, significará la quiebra de muchas empresas, y llevará la economía en la dirección contraria, al generar una disminución y no un aumento de las recaudaciones.

Entre las medidas más controvertidas, está el aumento del 1% al 2% y hasta 3%, el Pago Mínimo Definitivo (PMD), que las empresas deben enterar mensualmente. Esto “afecta principalmente a los grandes contribuyentes… lo que afectará la escasa liquidez de las empresas”, explicó Néstor Avendaño, presidente de Consultores para el Desarrollo Empresarial (Copades), de Nicaragua.

“Estas medidas no resuelven el problema político y empeoran el económico. En una economía en franca recesión, es absurdo aumentar los costos de producción y los costos del trabajo y el empleo. Es todo lo contrario de lo que hay que hacer”, dijo un economista que pidió el anonimato.

“Esta reforma es una medida recaudatoria que el Gobierno debió atender hace tiempo con la seriedad que merece una revisión del sistema tributario, y que los mismos organismos internacionales han venido recomendando desde hace varios años”, indicó la diputada liberal Azucena Castillo.

“Hoy la aprueban en un afán por cerrar la brecha que tiene el Presupuesto, ya que no se contaría con el apoyo de la cooperación internacional para financiar con préstamos y donaciones, el déficit presupuestario que es de unos 8 mil millones de córdobas. Esta reforma no funcionará, sino que traerá más complicaciones al ya afectado sector privado sobre el que está recayendo el peso de la carga tributaria.

“Esta reforma tiene un tinte de castigo al 8% de los contribuyentes, sin tomar en consideración que al querer afectar a las empresas grandes, están afectando al 80% del empleo formal, el 80% de la creación de divisas, pues estas son las que absorber el grueso de las exportaciones y del pago de tributos y de la seguridad social”, añadió.

También afecta a los pequeños

Un estudio de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), indica que hasta el 70% de los productos de la canasta básica aumentará sus precios hasta en 50% más de su valor actual, lo que representa un deterioro del poder adquisitivo.

El aumento de hasta un 15.8% del costo de la mano de obra formal –dictado adicionalmente por la aprobación del paquete de reformas a la seguridad social– provocará “una reducción del empleo, adicional a la ya causada por la crisis sociopolítica”, se indicó desde Cadin.

Cuando la reforma tributaria entre en vigencia, pagarán IVA todos los productos agrícolas no industrializados, excepto el maíz, trigo, frijoles, tomate, cebollas, chiltoma, repollo, papas, banano y plátano.

También se le aplicará al arroz de calidad superior a 80/20; a la azúcar refinada, (pero no a la sulfitada); al aceite comestible, (excepto el aceite vegetal de soya y palma), así como al café molido en presentaciones superiores a 115 gramos, además de las bebidas a base de leche, aromatizadas, o con frutas o cacao natural o de origen natural, y el pan dulce.

Entre las carnes, se cobrará impuestos a toda la de res, excepto la posta y vísceras. También a toda la carne de cerdo en sus diferentes cortes, excepto la posta, vísceras y despojos. Lo mismo pasará con el pollo, con excepción de las piernas, muslos, alas, vísceras menudos y despojos.

A partir de la implementación de la reforma, productos como el papel higiénico, jabones de lavar y de baño, detergente, pasta de dientes y cepillos de dientes, desodorantes, escobas, fósforos y toallas sanitarias, comenzarán a pagar el IVA.

Más en Economía

Send this to a friend