Economía

"Hemos defendido históricamente la minería", aclara el Comandante

Ortega defiende la explotación minera

Justifica marcha atrás en mina de Rancho Grande: "no tendría mayor impacto en generación de empleos"



El comandante Daniel Ortega dijo este martes que las causas de la inviabilidad de la explotación minera en Rancho Grande se debieron a que el proyecto no tendría un mayor impacto en la generación de empleos para dinamizar la economía de la zona y, además, representaba excavar y mover tierra hacia Mina El Limón, en León, para continuar el proceso.

Durante el acto del 36 aniversario de fundación del Ministerio de Gobernación, Ortega dijo que los estudios que realizaron el Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena) concluyeron que no había factibilidad para el desarrollo del proyecto minero en Rancho Grande.

El comandante aseguró que su gobierno ha defendido la actividad minera. “La minería nosotros la hemos defendido aquí donde históricamente ha habido: en el Triángulo Minero del Caribe Norte, El Limón, Santa Pancha, la Libertad, Santo Domingo, estos son los tres grandes centros mineros del país, históricos, hay una cultura minera ahí”, afirmó.

Ortega comentó que esas decisiones forman parte de los riesgos de la minería y valoró que en esa zona (Mina El Limón) se pueden buscar y encontrar vetas que se puedan explotar por más tiempo.

“Para esas empresas la factibilidad tiene que ver con el precio de la onza de oro en el mercado internacional, que en los últimos años ha fluctuado entre los 3 mil dólares y 1 mil 200 o 1 mil 300 dólares que cuesta en la actualidad. Mientras esté alto el precio del oro, seguramente van a encontrar una forma de seguir operando”, agregó.

El mandatario señaló que el país no puede ir para atrás, ya que no hay condiciones para hacerlo. “Ir para atrás significaría la nacionalización de las minas, pero eso no se debe hacer, porque esas minas no podrían operar, ya que el Estado no tiene los recursos para mantener la operación de una sola empresa minera”, dijo. “Quisiéramos que todas las inversiones que se hacen en el país las hiciéramos con capital nicaragüense, pero nuestro capital es tan pequeño que no podemos hacer todas las inversiones”, agregó.

Ortega aseguró que la inversión extranjera es una realidad que tiene costos y beneficios, y es “normal” que se den negociaciones para buscar mejores condiciones para los trabajadores y acompañamiento social.

“Son condiciones que nosotros ponemos cuando viene el inversionistas extranjero: justicia para el trabajador, estabilidad para el trabajador, respeto y protección al medio ambiente y acompañamiento para la población, aportes para construir calles, escuelas, centros infantiles, y esto se vive, es un hecho, porque yo he visitado lugares donde están estos proyectos”, agregó.

Mina El Limón y Chichigalpa

En el acto, Ortega dijo que los acontecimientos actuales en la Mina El Limón no son de extrañarse, pero indicó que la muerte de un oficial y la ola de violencia que generaron las protestas son condenables. “Gracias a Dios que la Policía no actúa como la policía de Estados Unidos, porque entonces habría una masacre y eso es inadmisible, va contra nuestros principios y por lo tanto va contra los principios en que se ha forjado la Policía Nacional”, manifestó.

Ortega dijo que espera que los problemas en la Mina El Limón se estén resolviendo y la situación vuelva a la normalidad, así como los pobladores de Chichigalpa han retornado a la normalidad.

“Hacemos un llamado a las familias para que ayuden a que no se presenten ese tipo de situaciones a partir de demandas, que al final de cuenta, tienen sus canales y mesas de negociación que están establecidas en el país”, refirió.

Según Ortega, varios de los detenidos en el conflicto eran menores de edad, pero que no fueron puestos en las celdas, sino los ubicaron en las áreas administrativas del complejo policial Ajax Delgado, de Managua, debido a que son jóvenes protegidos por el Código de la Niñez.

B2Gold pide reanudar labores

La empresa minera B2Gold emitió este miércoles un comunicado en donde hace un llamado a todo su personal para presentarse a sus respectivos puestos de trabajos en el turno de las 3pm con el propósito de regularizar las jornadas laborales.

Sin embargo, los miembros del sindicato Pedro Roque Blandón han establecidos peticiones para establecer un dialogo con la empresa, mientras mantienen la mina paralizada.