Política

Discurso oficial en el Olof Palme, sin rendir cuentas de su gestión

Ortega no rinde informe ante diputados

Disertó sobre “soberanía planetaria” y el “Arca de Noé”, y enviará a Ministro de Hacienda a responder preguntas



Tras ochos años de no hacerlo, el comandante Daniel Ortega se presentó ante los diputados de la Asamblea Nacional a rendir el informe 2016 de su gestión. Sin embargo, la intervención del mandatario sandinista distó de ser una rendición de cuentas, y más bien disertó sobre “soberanía planetaria”, la “unidad de los pueblos”, “la paz, seguridad, estabilidad”, sin abordar los problemas del país.

Ortega entregó el documento con la gestión 2016 de su administración al presidente de la Asamblea Nacional, el legislador Gustavo Porras, y luego ordenó al ministro de Hacienda y Crédito Público Ivan Acosta realizar el trabajo que él le corresponde: Llegar a la Asamblea Nacional a explicar a los diputados el contenido de ese documento y responder sus preguntas.

El mandatario no ofreció su discurso en el hemiciclo parlamentario. Citó a los diputados al centro de Convenciones Olof Palme, contiguo a la sede del Parlamento. Hasta allí, los diputados se enfilaron a eso de las cuatro de la tarde para escuchar a Ortega, junto a otros funcionarios del gobierno, la jefatura de la Policía Nacional y la comandancia del Ejército.

Mientras en la Asamblea hubo diputados opositores del Partido Liberal Independiente (PLI), y del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), Ortega nunca se presentó a rendir cuentas. Todos los años enviaba emisarios.

Quienes escucharon con atención a Ortega durante más de una hora y no emitieron ningún criterio, fueron los nuevos diputados originados tras las elecciones generales de 2016, que no gozaron de legitimidad debido a la falta de transparencia y la alta abstención registrada.

“Vengo a escuchar al presidente, mis criterios los doy en la Asamblea”, dijo el diputado Byron Jerez, antiguo director de impuestos del ex presidente Arnoldo Alemán, y procesado por corrupción. “¿Acaso no estás mejor que hace diez años?”, aseguró molesto Jerez, cuando le preguntamos cuáles eran sus preocupaciones sobre los problemas del país.

La esposa del ex presidente Alemán, María Fernanda Flores —quien desde su curul se presenta como una fiera opositora— aseguró antes de ingresar al Olof Palme que Ortega diría “puras mentiras”.

“No va a decir lo que debe decir un estadista de una República. Vamos como bancada de oposición a escuchar, para darle el beneficio de la duda… apuntaremos lo que va a decir, y haremos los señalamientos correspondientes”, advirtió Flores, quien protegía sus ojos de los últimos rayos del sol de la tarde con unas lujosas gafas Fendi.

Vetada prensa independiente

El acceso a la prensa independiente estuvo vetado. Confidencial, La Prensa, 100% Noticias, Vos TV, CNN Internacional, y agencias internacionales no pudieron ingresar al Olof Palme. La respuesta era la misma por parte de la Policía Nacional: “No están en la lista, solo medios oficialistas”.

Los medios de comunicación fueron cercados por efectivos policiales en la salida trasera del Parlamento, mientras llegaban en camionetas las delegaciones estatales.

El jefe de bancada sandinista, Edwin Castro, justificó la censura oficial. Argumentó que se trataba de “una sesión solemne, coordinada por la presidencia”.

La sesión fue realizada en el aniversario 83 de la muerte de general Augusto Sandino.

Una de las pocas informaciones de interés público brindadas por Ortega —que advirtió a los diputados del riesgo del sedentarismo “al trabajar sentados pero con la inteligencia”— fue que derogará “impuesto patriótico” a Colombia, establecido desde 1999, y que gravaba con 35% las importaciones de ese país sudamericano.

“Aquí traigo ya el proyecto de ley, con la exposición de motivos, para la derogación de la ley 325, que es la ley que aplica ese impuesto patriótico, de tal manera que esto facilite las relaciones comerciales con una nación hermana como es Colombia, tomando en cuenta incluso que ya el punto que nos tensionaba en el diferendo ya fue resuelto por la Corte Internacional de Justicia de La Haya y que Nicaragua está ejerciendo soberanía en ese mar territorial”, dijo Ortega.

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, José Adan Aguerri, celebró la decisión de Ortega. “Aplaudimos la derogación del impuesto patriótico vigente sobre las importaciones de los productos colombianos. Esta era una solicitud que habíamos hecho desde hace tiempo. Esto ayudará con el comercio con Colombia”, escribió.