Política

PLC selecciona a Vidaurre como candidato

Con la bendición de Alemán, el conservador Vidaurre y el liberal Miguel Rosales conforman la fórmula electoral del PLC



El político conservador Noel Vidaurre fue seleccionado este sábado candidato a la Presidencia de Nicaragua por la alianza que lidera el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) para las próximas elecciones presidenciales de 2016.

La elección interna se realizó en la sede nacional del PLC en Managua, donde participaron los 15 representantes de la Unidad Liberal, Republicana y Sindical.

La asamblea estuvo dirigida por el expresidente de Nicaragua, Arnoldo Alemán, que también es presidente honorario del PLC. Durante la elección se dio a conocer que Miguel Rosales sería compañero de fórmula de Vidaurre.

Durante la reunión, Vidaurre obtuvo ocho votos. Maximino Rodríguez logró seis y Miguel Rosales uno.

La fórmula Vidaurre- Rosales se mostró dispuesta a conformar una unidad con todas las fuerza liberales, como única posibilidad de que un partido opositor gane las elecciones del próximo año.

“A partir de hoy nos comunicaremos y nos sentaremos en la mesa de diálogo para conseguir la unidad que tanto anhela Nicaragua”, agregó el candidato a presidente de la República.

El PLI me dijo “no”

Hace dos meses, Vidaurre dijo durante una entrevista en el programa Esta Noche que el Partido Liberal Independiente (PLI) le cerró las puertas a su pretensión de convertirse en el candidato que lograra unir las fuerzas liberales opositoras en los comicios de 2016.

El político conservador dijo que sostuvo conversaciones con la dirigencia del PLI y el presidente del partido Eduardo Montealegre, para consensuar la idea de poder ir juntos a las elecciones.

Agregó que en marzo y abril pasado se dio una proclama de las fuerzas de este movimiento, que él respaldó porque no se mencionó nada negativo de nadie de la oposición y se señaló la importancia de competir juntos contra Ortega.

“Eso provocó en la dirigencia del PLI, una posición de rechazo y me dijeron claramente que ellos con el PLC no iban a hacer ningún tipo de alianzas, que preferían ir solos, y ya no consideraban mi nombre como alguien que pudiera ser un candidato”, confió.

Para el candidato, la única vía para vencer a Ortega es la unidad de la oposición, dado que no mira a Ortega interesado en cambiar a las autoridades electorales, señaladas desde 2008 de hacer fraudes electorales a favor del sandinismo.

“Arnoldo Alemán es historia pasada, a quien vamos a derrotar es a Daniel Ortega, contra él vamos a competir”. Él aseguró que en las bases del PLC “son opositoras” y quieren ganarle al mandatario sandinista en los comicios.

El PLI y PLC  participaron de forma separada en las pasadas elecciones presidenciales, en las que ortega se reeligió con más del 60 de los votos, ante denuncias de fraude, el PLI obtuvo el 33% y el PLC el 5%

Vidaurre dejó clara su posición sobre la falta de credibilidad del árbitro electoral y la exigencia ciudadana de elecciones libres y transparentes.

Según el candidato lo que urge es “una persona independiente, que no tenga militancia”, mientras hizo ver que la salida del magistrado Roberto Rivas, aliado de Ortega, no es suficiente para el cambio demandado por la ciudadanía y por otro lado la unidad y la escogencia de una candidatura lo que debería ocurrir a la brevedad en una convención dado que, según sus palabras, no hay tiempo ni recursos tampoco para financiar un proceso de primarias

El ahora candidato presidencial por el PLC volvió a la política en marzo pasado cuando confirmó sus aspiraciones presidenciales luego de que Alemán le ofreció públicamente su respaldo.


1 Comentario


  1. PLC y PC se aliaron para las elecciones del 2011 y solo obtuvieron 5% de los votos, y ahora cada uno se fue a crear su propia alianza (Unidad Liberal, Sindical y Republicana y Unidad Democrática respectivamente) ¿Realmente tienen oportunidad de ganar? En cambio, el PLI logró 33% de votos. Así que Arteaga de HADEMOS en vez de promover elecciones primarias, debería de convencer al Partido Conservador y pequeños aliados (Partido Liberal Historico, Partido Social Cristiano, Partido de Accion Ciudadana y Movimiento Tres Revoluciones) en apoyar al PLI.