Nación

Noche de terror en zona capitalina de la Universidad Politécnica

Al menos dos muertos tras ataque a UPOLI

Nicaragua muertos UPOLI

Familiares denuncian que agentes policiales y miembros de la Juventud Sandinista son los autores de los disparos en contra de los pobladores



Jimmy José Parajón se dirigía a la Universidad Politécnica de Nicaragua (UPOLI) a dejar agua y alimento a los estudiantes, que permanecen en el recinto en protesta contra el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, cuando una patrulla de la Policía Nacional lo interceptó y disparó a pocos metros.

El balín disparado a quemarropa impactó en el pecho de Parajón. Fue trasladado al Hospital Alemán Nicaragüense, donde no lo atendieron y tuvo que ser movilizado hasta el Hospital Vivian Pellas en carretera a Masaya, donde falleció horas después la noche del 10 de mayo.

Cinco hijos deja huérfanos Jimmy Parajón. Su padre, Miguel Ángel Parajón, asegura que su hijo no era estudiante ni miembro de ningún partido político, solo se dirigía a dejar ayuda a los estudiantes. “Él no andaba ninguna arma, andaba apoyando a los jóvenes, pero me lo jodieron a mi chavalo”, se lamenta Parajón.

En el Instituto de Medicina Legal a Miguel Ángel le dijeron que debía ir a poner la denuncia. “Me confunden, dicen que vaya donde los guardias, donde los esbirros y después me dicen que si no voy donde los esbirros no me van a atender”, dice el padre de Jimmy. “La misma guardia es la que maneja la Justicia, no quieren dar libertad, reprimen a los medios de comunicación, a los estudiantes, los mismos sicarios y esbirros de Ortega”, declara Parajón.

“Mi primo iba caminando con agua para los estudiantes. Llevábamos agua, no armas”, dice Ernesto Molina, familiar de Jimmy. Según Molina, quienes dispararon eran uniformados de la Policía, a bordo de una camioneta.

Esa misma noche, un kilómetro al norte de la Upoli, cerca del Colegio República de Argentina en el barrio “Carlos Marx”, Kevin Joel Valle Aguilar de 18 años recibió un disparo por sujetos abordo de una camioneta blanca.

Ledi Xiomara Aguilar, madre de Kevin, dice que su hijo se encontraba en la esquina del colegio y lo mataron cuando pasó una camioneta. “Me lo mataron a mi hijo, fue una camioneta que pasó, dicen que salió de la Alcaldía y le disparó a todos los chavalos y ahí estaba mi hijo”, afirma Aguilar. Versión que no coincide con los reportes de los medios oficialistas.

“En la esquina del colegio que siempre acostumbraban jugar ellos allí”, asegura la madre de Kevin. Un amigo que se encontraba con él, que decidió no dar su nombre, afirma que “de repente pasó una camioneta blanca que pasó tirando a quemarropa, cuando vi a mi amigo que decía: “me pegaron”. Iban encapuchados, no eran estudiantes, eran de la juventud esos redondos que mataron a mi bróder”.