Nación

Turbas orteguistas intentan tomarse otro templo en Masaya

Policía y turbas orteguistas atacaron a pobladores que se resguardaron en la iglesia San Juan Bautista de Masaya

Un grupo de fanáticos orteguistas, apoyados por agentes de la Policía Nacional, atacaron a feligreses de la iglesia San Juan Bautista, en Masaya, donde se celebraba una misa en apoyo del padre Edwin Román, quien acompaña a diez madres en huelga de hambre. Las mujeres y el sacerdote —junto a tres ciudadanos más— permanecen, desde hace nueve días, retenidos ilegalmente por agentes policiales, en el interior de la parroquia San Miguel Arcángel, de la misma ciudad.

Los orteguistas intentaron ingresar a la iglesia San Juan Bautista, pero los feligreses se le impidieron. Momento en el cual fue golpeado y secuestrado el joven Amílcar Montenegro.

Mientras el joven era golpeado, unas orteguistas gritaban que llamaran a una patrulla para llevárselo, según se escucha en un video de la periodista de CONFIDENCIAL, Ivette Munguía, a quienes las turbas intentaron golpear.

Un miembro del coro de la iglesia, Jeffry Alexánder, denunció la detención arbitraria de su amigo Amílcar Montenegro. “Quería ayudarlo pero no podía yo solito. Un muchacho vestido de negro lo comenzó a golpear. Es un amigo mío”, dijo.

El ataque de los sandinistas se dio bajo la atenta y permisiva mirada de agentes antidisturbios, quien no hicieron nada por impedir la agresión.

iglesia San Juan Bautista Masaya
Los feligreses cerraron las entradas a la iglesia, y las aseguraron con las banquetas. Carlos Herrera | Confidencial

Como medida de protección, los feligreses y monaguillos cerraron todas las puertas del templo y las aseguraron con las bancas de la iglesia. Adentro permanecen retenidos periodistas de medios nacionales e internacionales.

Pese al ataque y los asedios el sacerdote Harving Padilla continúo con la eucaristía y calmó los ánimos de un centenar de personas atrapadas en la parroquia, entre ellos una decena de periodistas nacionales e internacionales. El religioso denunció que es la segunda ocasión que los partidarios del orteguismo profanan ese templo católico y responsabilizó a los dirigentes del Frente Sandinista en la ciudad de Masaya.

“El mismo alcalde (Orlando Noguera), que decía ser un hombre fiel a Dios, es un alacrán, es un malvado. ¿Cómo se puede portar así? Queriendo que nosotros (los sacerdotes) vendamos nuestra conciencia a ellos (el partido)”, señaló el religioso durante la homilía.

padre iglesia San Juan Masaya
El padre Harvin Padilla levanta el Santísimo frente a la puerta principal de la iglesia, trancada para evitar el ataque de las turbas orteguistas. Carlos Herrera | Confidencial

Si ellos tuvieran paz en su corazón “no vinieran a condenar su alma golpeándonos a nosotros, gente inocente que no traemos palos, ni hierro como lo hicieron ellos”, expresó Padilla. Minutos después instó a la comunidad internacional a continuar apoyando la demanda de justicia y democracia que hace la sociedad nicaragüense.

Hora y media después del ataque, los feligreses, periodistas y el cura pudieron salir de la iglesia luego de que vecinos y creyentes de diferentes partes de Masaya se acercaran al templo para acuerpar a los retenidos. “Padre amigo, el pueblo está contigo”, gritaban. Las turbas, que eran minoría, se retiraron a un costado de la parroquia y paulatinamente abandonaron el lugar.

Desconectados completamente

Ante la irrupción de los orteguistas en el templo el padre Padilla suspendió una procesión que saldría del templo San Juan Bautista hacia la iglesia San Miguel Arcángel, donde permanece atrapados el sacerdote Edwin Román junto a un grupo de personas en huelga de hambre.

Más en Nación

Send this to a friend