Nación

“Pronúnciese señor nuncio, en nombre de Dios”

“Si fue una visita para tratar de que vuelvan al diálogo, lo veo muy mal”; critica Daniel Esquivel, esposo de la presa política Irlanda Jerez

La inesperada visita del nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag a 16 presas y presos políticos que están recluidos en el Sistema Penitenciario “La Modelo” y “La Esperanza”, en Tipitapa, generó sorpresa y suspicacias entre los nicaragüenses y los familiares de los reos de la dictadura Ortega Murillo.

Wilfredo Suazo, padre del líder del Movimiento 19 de Abril en Masaya, Yubrank Suazo, solicitó al nuncio a través de un video divulgado en redes sociales, que se pronuncie para poder “conocer” la verdad sobre la situación de su hijo, de Chester Membreño y Francisco Sequeira, quienes habrían recibido una golpiza de parte de los custodios del penal el fin de semana.

“Sabemos que usted visitó el sistema penitenciario con el objetivo de conocer la situación de estos tres reos políticos. En nombre de Jesucristo, le pido que nos diga la verdad, la merecemos. Pronúnciese, se lo pido en nombre de Dios y de mi familia. La imagen que queremos ver no es la de los reos políticos que no tenían nada que ver en la situación del ocho de marzo, queremos saber sobre estos tres reos. Pronúnciese señor nuncio, en nombre de Dios, hágalo”, expresó Suazo.


Stanislaw Sommertag visitó este lunes en “La Modelo” y “La Esperanza” a 16 presos políticos, entre ellos Miguel Mora, Edwin Carcache, Medardo Mairena, Irlanda Jerez, Amaya Coppens y también Lucía Pineda Ubau. La nunciatura emitió un comunicado y divulgó algunas fotografías en las que salía la máxima autoridad del Papa en el país junto a los reos de la dictadura. En ninguna foto se observó a Yubrank Suazo.

CONFIDENCIAL buscó en la nunciatura a Stanislaw Sommertag para preguntar sobre su visita a los presos políticos y conocer lo que conversó con los detenidos, sin embargo, la recepcionista indicó que “en este momento no está dando entrevistas”.

Este lunes el Comité Pro Liberación de Presas y Presos Políticos de Nicaragua exigió a las autoridades del “La Modelo” constatar las condiciones de salud de sus familiares, pues habían obtenido información de que fueron golpeados salvajemente por custodios del reclusorio, después de haber realizado una protesta en el techo del penal el sábado nueve de marzo.

La solicitud de la visita especial realizada por los familiares de los presos políticos fue rechazada por las autoridades del penal. A pesar de que los miembros del Comité estuvieron durante algunas horas a las afueras del penal, el alcaide del reclusorio ni siquiera los atendió, y envió un mensaje con uno de los guardas de seguridad de que no iba a permitir el paso de nadie.

Demandan libertad para presos políticos

Daniel Esquivel, esposo de la presa política Irlanda Jerez, dijo a CONFIDENCIAL que hasta la fecha desconocen lo que el nuncio conversó con su esposa y los demás detenidos.

“Si fue una visita como pastor, para reconfortar a los presos políticos, está muy bien. Si fue una visita para tratar de que vuelvan al diálogo, lo veo muy mal. Así de fácil”, afirmó Esquivel, quien consideró que no puede existir negociación alguna con la dictadura si no se resuelve el tema de la liberación de sus familiares.

Para Esquivel sentarse a negociar con la dictadura teniendo a presos políticos en los sistemas penitenciarios del país, es igual a tener que hablar con un secuestrador que tiene una pistola apuntando “hacia tu cabeza”. El esposo de Jerez considera que el régimen pretende ejercer presión a la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, golpeando a los reos políticos constantemente, para obligarlos a retomar el diálogo.


“No estamos dispuestos. La sangre de los muertos y los presos no se puede negociar. Nosotros hablamos con la Alianza Cívica el domingo y les expusimos que apoyaremos un diálogo franco, sincero, en el que no haya nada oculto, pero primero se debe garantizar la libertad de los presos, libertades ciudadanas y el adelanto de elecciones. Las dos primeras cosas son innegociables”, dijo Esquivel.

Mariela Cerrato Vázquez, Madre de María Adilia Peralta Cerrato y suegra de Cristhian Fajardo, coincidió con Esquivel en que para que la Alianza se siente con la dictadura a negociar, todos los presos políticos deben de salir de las cárceles, totalmente libres, y garantizar el respeto a los derechos fundamentales de todos los nicaragüenses.

Cerrato Vázquez dijo sentirse sorprendida por la visita que realizó el nuncio a las presas y presos políticos, pues en otras ocasiones habían solicitado su presencia en las cárceles en las que se encuentran sus familiares, sin embargo, no obtuvieron respuesta alguna de la máxima autoridad del Papa en Nicaragua.

“Noté que Cristhian y María Adilia están cansados. Cristhian está aislado en ‘El Infiernillo’, sus dedos se los vi inflamados y sabemos que ellos la están pasando mal. Mi hija está decaída, la huelga de hambre que han mantenido con las demás muchachas la ha afectado. Hasta a Edwin miré distinto, no es la sonrisa que siempre ha mantenido. Nuestros presos están sufriendo”, afirmó Cerrato Vázquez.

Maquillaje de la realidad

Carla Sequeira, directora de asesoría legal de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH), señaló que durante la visita del nuncio a los presos políticos, el Gobierno realizó un maquillaje de la realidad de los detenidos, pues organizó el encuentro en un cuarto con aire acondicionado, mesas con manteles limpios y bebidas hidratantes. Una contexto distinto al que sufren los privados de libertad.

“La CPDH mira relevante la entrevista que se realizó con el nuncio, sin embargo, es importante destacar que no solo son 16 presos en el Sistema. Esa entrevista debió realizarse dentro de las celdas de máxima seguridad, se le debió haber permitido al nuncio entrevistarse con tres privados de libertad que son prioritarios en estos momentos y de los cuales tenemos conocimiento que fueron golpeados por funcionarios, recluidos y trasladados al Infiernillo”, explicó Sequeira.

La abogada de la CPDH no restó importancia a la visita del nuncio, sin embargo, dejó claro que dentro de los sistemas penitenciarios del país, existen otros presos políticos que tienen que ser entrevistados, para que estos expresen todas las violaciones a sus derechos que cometen dentro del penal.

“Lo que debía haber sucedido es un recorrido en las celdas en el Sistema, que el nuncio hubiera conocido las condiciones infrahumanas en que se encuentran los privados. Lo que muestras las imágenes no es la verdadera situación. Es importante ver el otro lado, de otros presos, que sufren de tortura y tratos crueles”, finalizó Sequeira.

Más en Nación

Send this to a friend