Blogs

¿Qué comer los “Lunes Sin Carne”?

La vitamina B12, presente en la carne, es vital para nuestra salud. Les cuento en qué otros alimentos pueden encontrarla



Evitar el consumo de carne un día a la semana e incrementar el de vegetales y frutas, es un paso para mejorar nuestra salud y garantizar el cuido del medioambiente. Como les comenté en el blog anterior, este tipo de medidas forman parte de una campaña llamada “Meatless Monday”, una iniciativa que comenzó hace algunos años en Estados Unidos y que ha involucrado con éxito a ciudadanos, hospitales, escuelas, sitios de trabajo y restaurantes alrededor del mundo.

Una realidad: la vitamina B12 está presente en la carne y es esencial para nuestra salud. Cuando pensamos en eliminar este tipo de alimento, generalmente lo sustituimos con una mayor cantidad de arroz blanco, alimentos fritos como papas o plátanos, o postres. Esto no responde al objetivo de los Lunes Sin Carne porque igual carecemos de nutrientes vitales para nuestra salud. Como consecuencia, las calorías que consumimos se almacenan principalmente en forma de grasa. Esto, sin duda, afecta nuestro cuerpo.

La solución: radica en sustituir alimentos de forma inteligente. Por ejemplo, consumir cereales fortificados, leche de soya, levadura de cerveza, hongos y nueces, o semillas como la chía, marañón, maní o ajonjolí y quinoa ayuda a reemplazar nutrientes que perderíamos al dejar de comer carne. Las legumbres como las lentejas, garbanzos, tofu (queso de la soya), espirulina (alga disponible en tiendas de salud de Managua) y huevos son clave para esta nueva dieta. También podemos beneficiarnos agregando fuentes minerales y vitaminas presentes en frutas, así como hojas verde oscuro y frondosas como el Kale, brócoli o espinaca.

Opciones: si usted está dispuesto a tratar de reducir el consumo de carne una vez por semana y sustituir este alimento con más verduras, usted (o quien le prepare la comida) debe saber cómo prepararlos a su gusto. Todos sabemos que si algo no le llama atención, será muy difícil incorporarlo a su dieta a menos que engañe a su cerebro. En este caso, puede aprender a ser más creativo tomando algunas clases de cocina, sea con un grupo de amigos o colegas de la oficina (el Restaurante Ola Verde las ofrece dos veces por semana, ¡no se las pierda!)

Un dato: según el Centro de Ciencias en el Interés Publico (CSPI, por sus siglas en inglés), al comer como mínimo cinco o más porciones de vegetales y frutas por día, reducimos a la mitad el riesgo de contraer cáncer, en comparación con personas que consumen menos de dos porciones al día. Además, decrece el riesgo de padecer de presión alta, infartos y ataques al corazón.

Recuerde: cocinar sin carne también puede ser delicioso y permite lograr un balance nutricional. Como valor agregado, sepa que eliminar este alimento por algunos días a la semana resulta económicamente viable para la familia.