Mundo

El gobierno de Ortega es de los pocos que respalda al régimen chavista

Rechazo regional a la constituyente de Maduro

México lamentó que hayan organizado unos comicios "contrarios a los principios democráticos reconocidos universalmente"



Varios Gobiernos latinoamericanos reiteraron sus llamados a frenar la represión violenta que hasta el momento deja 117 muertos, 14 durante la jornada de votación de la Constituyente, y señalaron que no reconocerán ese proceso por no contar con el aval del pueblo venezolano. Sin embargo, el gobierno del comandante Daniel Ortega es de los pocos gobiernos que emitió una nota de respaldo a Maduro.

“Nos unimos a la Hidalguía del Pueblo Venezolano, que ha dicho Patria, Libertad y Vida, eligiendo condiciones propicias para seguir trabajando con Visión de Futuro (sic)”, se lee en el comunicado.

Mientras varios venezolanos residentes en EE.UU. se manifestaban, el senador republicano Marco Rubio pidió al presidente Donald Trump que imponga más sanciones al Gobierno de Venezuela y desconozca los resultados de la Asamblea Nacional Constituyente.

La embajadora de Estados Unidos en la ONU, Nikki Haley, calificó de “falsos” los comicios convocados por Maduro sin referéndum previo y dijo que es “otro paso hacia la dictadura”.

El Gobierno de Perú señaló que “esta elección viola normas de la Constitución venezolana y contraviene la voluntad soberana del pueblo, representado en la Asamblea Nacional”.

El canciller brasileño, Aloysio Nunes, advirtió que Venezuela vivirá un “escenario de anomia” (ausencia de ley) tras la elección de la Asamblea, debido a que tendrá dos órdenes constitucionales diferentes.

“El Gobierno argentino lamenta que el Gobierno venezolano, desoyendo los llamados de la comunidad internacional, incluyendo el de los países del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), haya proseguido con la elección a una Asamblea Constituyente”, señaló la Cancillería.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, condenó “la violencia” y acusó a Maduro de preferir “la confrontación”, cuyo Gobierno ya confirmó que “no reconocerá” los resultados de la elección de la Asamblea Constituyente por los “vicios” en el proceso.

República Dominicana expresó su “alta preocupación” por el rumbo que han tomado los acontecimientos en Venezuela y reiteró que solo una negociación “justa y equitativa” entre las partes puede reconciliar a la sociedad venezolana.

Chile confirmó que de continuar la escalada de violencia, el Gobierno dispondrá de un plan de emergencia para repatriar a los chilenos y que se prepara “otro plan” para que consulados y su Embajada en Caracas asistan a personas, como lo hizo este sábado una magistrada, de los 33 jueces que designó hace días el Parlamento.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, criticó los anuncios de Colombia, México y Panamá de que desconocerán los resultados de la Asamblea y les acusó de ser “sumisos” a EE.UU.

México desconoció los resultados de la elección de la Asamblea Constituyente de Venezuela y lamentó que el Gobierno venezolano haya organizado unos comicios “contrarios a los principios democráticos reconocidos universalmente”.

En un comunicado, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), México condenó los incidentes de violencia y represión en los que más venezolanos murieron o resultaron heridos y consideró que “seguir adelante con la asamblea constituyente significa una continuación del conflicto”.

Sostuvo que las medidas aplicadas a lo largo del día que “sembraron temor entre la población” e impidieron la libre manifestación pacífica y el trabajo de la prensa, “reflejan el nivel de intolerancia que prevalece a lo largo del país”. México sostuvo que “es momento” de privilegiar el diálogo y la reconciliación” e instó a las partes a un diálogo genuino y con garantías que permita al pueblo venezolano restaurar el orden democrático y retomar el camino del desarrollo y el estado de derecho.

Guatemala y Paraguay también expresaron su repudio a la constituyente.