Política

Redoblan presión a empleados públicos para que asistan a la plaza

Trabajadores del Estado revelan las directrices para el 40 aniversario de la revolución; poca afluencia en los buses que salen de los departamentos

El músculo popular presumido por el dictador Daniel Ortega en anteriores celebraciones de la Revolución Sandinista está teniendo complicaciones este 2019: El régimen ha redoblado su presión en las instituciones públicas para garantizar que los empleados asistan al acto partidario en la plaza este 19 de julio. “Van a pasar lista al inicio y al final. Ya no te podés escapar. Si te vas te corren”, confió un trabajador de una institución estatal, quien prefirió omitir su nombre por temor a represalias.

La imposición de Ortega, transmitida a través de los secretarios políticos en las instituciones del Estado, confirma el autoritarismo que existe a lo interno de los ministerios y la falta de apoyo que tiene el dictador dentro de los mismos recintos. Un hecho que CONFIDENCIAL ha demostrado en una serie de reportajes escritos este año sobre las presiones que reciben los trabajadores del Gobierno.

La fuente pública indicó que tienen orden de no subir fotos a las redes sociales para no “evidenciar que llegó poca gente”. Asimismo, relató que algunos grupos no llegarán hasta dónde se realizará el acto, y que al regreso pasarán listas para tener un control de quiénes se fueron y quiénes se quedaron.

“Esto no es como en años anteriores. No vienen tantos buses de los departamentos. De algunos lugares solo vienen dos buses. Es que ni los CPC llena la plaza, por eso que es nos obligan a nosotros. Daniel no tiene gente, los que vamos, en gran mayoría, es porque estamos siendo obligados, porque no tenemos otro ingreso, y porque tenemos que darle de comer a nuestras familias. Espero que la gente entienda eso, no todos estamos con él”, explicó la fuente.

Otro trabajador de un ministerio del Gobierno confirmó lo dicho por la primera fuente que habló con CONFIDENCIAL, y agregó que, a esta hora, están estacionados en un punto, a las afueras de la capital, esperando a otros buses que vienen de otras partes del país, para formar una “gran caravana y que la gente piense que somos un montón”.

“Esta gente es loca. Andan como locos llamando a gente de los barrios, pero pocos vienen. Es lo que le digo, si esa plaza se llena, será porque vamos todos los trabajadores del Estado obligados”, expresó el trabajador público.

Foto: Carlos Herrera/Confidencial

Poca afluencia de buses

La dictadura movilizó cientos de buses a lo interno de la capital y en distintos departamentos del país para trasladar a sus simpatizantes. La consecuencia de esta decisión fue una molestia generalizada por los ciudadanos de Managua, pues en las paradas el transporte urbano colectivo “está ralo”.

Algunas fotografías publicadas en las redes sociales muestran las paradas de buses llenas de ciudadanos que están a la espera de buses para realizar distintas actividades que no pueden hacer otros días.

“Solo en la mañana había buses, pero pocos. Ahorita a mediodía no hay. Aquí pasan la 103, la 118, 163 y 167 pero no he visto ninguna. Y lo que he visto son camionetas piratas”, expresó un poblador que vive en el distrito VII de Managua.

A pesar de que la dictadura movió tantos buses para trasladar a simpatizantes, estos, por lo menos a esta hora, circulan por la capital completamente vacíos. Otros están estacionados en algunos puntos, esperando a que los CPC consigan personas para llevarlas a la plaza.

Control policial

La Policía del dictador Daniel Ortega publicó un comunicado en el que informó sobre el cierre de vías este 19 de julio.

Desde los semáforos del barrio Jonathan González, Rotonda El Güegüense, sector del Instituto de Medicina Legal, hasta la costa del lago Xolotlán, cerca de la Plaza de la Fe, las vías están cerradas y resguardadas de Policías.

El perímetro de seguridad abarca también desde los semáforos de La Robelo, Rotonda Rubén Darío, Enel Central. En estas zonas habrá restricciones en el tráfico.

Buses que trasladan a simpatizantes de la dictadura este 19 de julio. Carlos Herrera | Confidencial

La Policía también prohibió la portación de armas durante 96 horas. Esta restricción empezó a las seis de la mañana del 18 de julio y concluirá a las seis de la mañana del 22 de julio. Asimismo, las bebidas de todo tipo en envases de vidrio, estarán prohibidas en lugares cercanos al acto central en Plaza de la Fe.

Se prevé que, a partir de los semáforos de La Robelo, en dirección hacia el Mercado Oriental y las zonas costeras de la capital, los buses que trasladen a los simpatizantes sandinistas permanezcan estacionados.

Cadena nacional por el discurso del dictador

El Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor), ordenó, a través de un comunicado, que los prestadores de servicio de televisión por cable, radios, y medios de televisión nacional, transmitan el discurso que dará el dictador Ortega el 19 de julio en la Plaza de la Fe.

“Los prestadores de servicios… están bajo la obligación de transmitir el mensaje del comandante Daniel Ortega, Presidente de la República que dirigirá a la nación para el día viernes, 19 de julio del 2019”, dice parte del comunicado de Telcor.

Más en Política

Send this to a friend