Nación

Se agrava persecución e incriminación a periodistas de Bluefields

Ileana Lacayo

La periodista Ileana Lacayo denuncia persecusión e incriminación a comunicadores y periodistas de Bluefields, donde fue asesinado Ángel Gahona



En el Caribe Sur de Nicaragua, cada vez es más complicado ejercer el periodismo, según la comunicadora y periodista, Ileana Lacayo. Durante los últimos diez años en los que el presidente Daniel Ortega ha gobernado el país, los hombres y mujeres de prensa de esta región han denunciado “violaciones a la libertad de prensa y represión”, pero esto se ha agudizado a raíz de la actual crisis política que atraviesa la nación, en la cual han muerto más de 210 personas (según reciente informe de la CIDH), entre ellas el periodista bluefileño Ángel Gahona.

“Esto nos está costando ser perseguidos, estar siendo amenazados e incluso estar saliendo de nuestros hogares por un asunto de seguridad”, afirmó Ileana Lacayo, a través de una entrevista vía Skype para el programa de televisión Esta Noche. Lacayo ha tenido que salir del país, pues en los últimos días ha sido víctima de “persecusión y acoso” por parte de grupos afines al Gobierno de Daniel Ortega.

Ileana Lacayo denuncia que desde la muerte de Ángel Gahona, director de El Meridiano, ella y otros colegas periodistas han sido “perseguidos” por “policías de civil y uniformados”, también han “monitoreado los movimientos” de sus familiares.

“Por parte de la Fiscalía intententaron incluirme en varios testimonios para el caso del asesinato de Ángel (Gahona). Es así que en varios de los testimonios de varios testigos aparece mi nombre en esas declaraciones, a insistencias de la Policía (Nacional) y de la Fiscalía”, afirmó.

De igual manera, un grupo de periodistas costeños —incluída Ileana Lacayo— se han pronunciado ante lo que ellos llaman “una campaña criminal”, que a través de grupos de WhatsApp, Facebook y perfiles falsos, “dirigidos” por “delegados y comités de liderazgo sandinista” los han “inculpado” de la violencia y los asesinatos en Bluefields, entre ellos el del periodista Ángel Gahona, cuyo tratamiento judicial no ha sido el más apropiado, según han señalado varios sectores de la sociedad y defensores de derechos humanos.

De hecho, Ileana Lacayo no comparte la versión que la Fiscalía sostiene, la cual inculpa a los jóvenes Brandon Lovo y Glen Slate de haber disparado al periodista Ángel Gahona el 21 de abril, mientras cubría las protestas en contra a la represión del Gobierno de Daniel Ortega.

“Estaba (Ángel Gahona cuando le dispararon) en área segura, custodiada por la Policía Nacional, aparentemente. El disparo tuvo que haber venido de un uniformado, de un policía. Eso es lo que nosotros hemos repetido hasta el cansancio y por lo tanto eso pone al jefe de policía, porque el jefe de la policía se encontraba a menos de dos metros de donde estaba Ángel y nosotros miramos en ese momento que el jefe de la policía hace una seña, un asentamiento con la cabeza, e inmediatamente se escucha la detonación”.

Lacayo cuenta que han entregado todo el material audiovisual del día que asesinaron a Ángel Gahona, pero “entendemos que han manipulado esos videos y que han hecho una edición de los videos que son los que han presentado como prueba”, agregó.

Según Ileana Lacayo, no hay garantías suficientes para que los periodistas ejerzan su labor en Nicaragua. Sin embargo, sienten muchas “esperanzas” con la llegada reciente del equipo técnico de la CIDH, quienes arribaron al país el pasado domingo 24 de abril

“Queremos llegar hasta Managua, a la CIDH, para denunciar lo que está pasando con los comunicadores y los medios de comunicación independientes en la zona del caribe sur. Porque somos un grupo de más o menos ocho comunicadores y periodistas que estamos siendo seriamente afectados y hostigados por el gobierno de Daniel Ortega”, demandó Lacayo.