Blogs

Tendencias tecnológicas y privacidad en la web

Es preocupante que la misma tecnología que ha producido avances científicos importantes permita también invadir nuestra privacidad



Las tendencias de la época digital son cada vez más importantes, sea para hacer negocios eficaces como para establecer relaciones sociales. Con mayor frecuencia encontramos nuevas y mejores herramientas para optimizar proceso y nuestra productividad, establecer vínculos con clientes, subir o descargar información. Todo esto sin pensar detenidamente en sus implicaciones.

Ahora que hemos migrado a la “nube” nuestras fotos o archivos musicales, formamos parte de un lugar del ciberespacio. Se trata también de un nuevo estado del ser donde casi todas las cosas están vinculadas al Internet. Esto me resulta un fenómeno emocionante y preocupante a la vez.

Estamos presenciando un momento en la Historia donde las reglas de nuestra vida cotidiana están siendo redefinidas por la tecnología. Muchos no podemos imaginar despertarnos un día sin tener nuestro smartphone con al lado. De hecho gran parte de los avances de los que hoy disfrutamos fueron considerados en algún momento como “ciencia ficción” al mejor estilo de “Back to the future”.

Esta realidad se vuelve transversal porque todo está vinculado de alguna manera con el Internet. Esto nos vuelve cada vez más interdependientes e hypercontactados. A partir de hoy, las generaciones estarán marcadas por otros elementos culturales, idiomáticos, económicos o políticos producidos por las TIC y el Internet. Aquí es donde la movilidad, la nube o el “Internet De Las Cosas” representan un nuevo capítulo en la Historia.

En este nuevo capítulo de nuestra civilización podemos preguntarnos: ¿es posible estar en la nube y resguardar nuestra individualidad? ¿Proteger nuestra identidad, nuestros datos? Gracias al big data, nuestro comportamiento, lo que consumimos y mucha más información queda almacenada en algún lugar de esta nube global. ¿Estamos más allá del punto en el que nosotros, como individuos, no podemos controlar el acceso y uso de los datos sobre lo que comimos para el desayuno?

El desafío en este tema no es sencillo, se trata de cómo nos beneficiamos de los avances tecnológicos mientras mantenemos la autonomía, la libertad personal y garantizamos nuestra seguridad. Un ejemplo de cómo a ciencia y la tecnología han mejorado nuestras vidas es el caso del desfibrilador cerebral, que previene los ataques en pacientes epilépticos reduciendo los episodios hasta en un 40%. Cada vez la tecnología afecta más nuestras vidas, ahora nuestro ser puede estar compuesto por una parte física y una parte digital.

Es interesante que la misma tecnología que ha producido avances científicos tan importantes en el campo de la salud, educación o negocios tenga también herramientas capaces de invadir las comunicaciones privadas entre usuarios. Es cuestionable el sentido de seguridad a nuestra privacidad, y esto es una situación real que afecta la libertad de los individuos. Es importante garantizar el equilibrio entre libertad y seguridad en el Internet, entre lo que compartimos como usuarios y la información que las grandes plataformas online extraen sobre nosotros.

Compartimos una responsabilidad como usuarios, de regularnos a nosotros mismos, y gozar de una participación activa e igualitaria en digital de cara a las tendencias dentro del Internet.