Política

“Todos los policías se pusieron a reír”, denuncia Miguel Mora sobre ataque a Verónica Chavéz

Asegura que agresión en Masaya fue supervisada por policías que le daban órdenes a los paramilitares y acusa a Ortega y Murillo

El político opositor Miguel Mora, miembro del Consejo Nacional de la Coalición Nacional, denunció en el programa Esta Noche, que el ataque que sufrió su esposa Verónica Chávez, el domingo 11 de octubre, en Masaya, estaba premeditado y relató que la Policía Nacional era quien coordinaba a los grupos paramilitares que atacaron a los opositores ese día. Chávez recibió una pedrada en la cabeza, que derivó en una fisura craneal y hemorragia.

Mora explicó que el día de la reunión de la Coalición Nacional en esa ciudad, la Policía Nacional primero impidió que los vehículos de los participantes llegaran hasta el local y los obligó a caminar varias cuadras para, acto seguido, proteger a los paramilitares que quebraban los vidrios y ponchaban las llantas de los vehículos.

Posteriormente, agregó Mora, se acercó a reclamarle a la Policía por su inacción ante el hostigamiento de los paramilitares y fue en ese momento que los uniformados dieron la orden para que, paramilitares en motos, empezaran a lanzar piedras contra los opositores, además de que los amenazaron con cuchillos.

“Y después la Policía les da vía para que se vayan. Cuando le digo al responsable, un comisionado que andaba allí: -Miren lo que estaban haciendo que acaban de herir a mi esposa- y todos los policías se ponen a reír”, dijo Mora.

Chávez continúa hospitalizada y, detalló Mora, tiene problemas para mantener el equilibrio y sufre de “náuseas”, a pesar que los médicos le recomiendan que intente levantarse de la cama.

Ese estado en el que se encuentra también le ha provocado que uno de sus ojos se encuentre “morado”, producto del impacto de la pedrada, además que tiene la cara inflamada, detalló.

Mora señaló a Daniel Ortega y a Rosario Murillo de ser los culpables del ataque que sufrió Chávez y todos los participantes de la reunión de la Coalición, e incluyó dentro de esas responsabilidades al jefe de la Policía Francisco Díaz.

Sin embargo, a pesar de la agresión aseguró que seguirán haciendo el trabajo organizativo de la Coalición Nacional en los territorios, de tal manera que puedan estar listos de cara a unas eventuales elecciones de 2021.

La organización en los territorios

“Pese a todo eso la gente llega y no son convocatorias masivas, es una reunión organizativa que se le dice a cada organización que mande a sus delegados para conformar su comité departamental, esos comités tienen la misión de conformar los 153 municipios, nosotros vamos como Comité Nacional, como comité de organización para activarlos, asesorarlos, instruirlos en cuanto a los mecanismos de integración para que esto comience a funcionar”, explicó Mora.

Este trabajo no está libre de críticas, principalmente por la presencia del político Lucas Reyes en la reunión de Masaya, considerado un operador del Frente Sandinista que incluso labora en un medio radial a fin al partido de Gobierno.

Pero Mora cuestionó que las críticas se centraran en la parte que él considera “negativa” de la reunión, pues la presencia de Reyes fue “impugnada”, y el se basarían en el Código de Ética de la Coalición Nacional para definir el futuro del político de procedencia liberal.

Con ello también aprovechó para criticar la ausencia de la Alianza Cívica en las reuniones y advirtió que esa organización opositora podría quedarse sin tendido electoral por no ser capaces de tomar una decisión en cuanto a si permanecerán o no en la Coalición, con una votación pospuesta hasta finales de octubre.

“Aquí estamos todos trabajando menos a la Alianza Cívica. Yo no recuerdo que un político se pusiera en huelga de brazos caídos, eso sí, (dan) sendas declaraciones para criticar. Creo que el PLC tiene que evolucionar, hay una nueva corriente, gente muy valiosa que se resiste”, advirtió el político.

Más en Política

Share via
Send this to a friend