Nación

Tres fallecidos y más de 20 secuestrados en ataque paramilitar a Sutiaba

Un operativo de policías y paramilitares pretendía desmantelar las barricadas

Un ataque de paramilitares y fuerzas policiales que pretendía desmantelar las barricadas en el barrio indígena de Sutiaba, en León, dejó como resultados: tres personas fallecidas, decenas de heridos y más de 20 secuestrados.

Danny López Morales, de 21 años, falleció de un balazo en el pecho, en el sector del Colegio Modesto Armijo, cuando llegaron más de 20 camionetas a atacar a la población que se mantenía en las barricadas.

“Hay causas por las que merece la pena morir, pero no por las que vale la pena matar. Nicaragua unida, jamás será vencida”, escribió horas antes de ser asesinado en su perfil de Facebook.

Los otros dos fallecidos son Junior Núñez  y Alex Vázquez, dos jóvenes que fallecieron de disparos certeros, informó  el párroco de la Iglesia San Pedro de León, Víctor Morales.

Amanecer entre balas

La operación inició a eso de las cinco de la mañana de este jueves en el barrio indígena de Sutiaba, que había sido escenario de un ataque similar el 29 de junio pasado.

Los hombres armados de las “fuerzas combinadas”, que sitiaron el barrio indígena hicieron arrestos y se hicieron acompañar de maquinaria pesada para tumbar las barricadas que la población de Sutiaba había erigido para protegerse de este tipo de ataques.

“Operación limpieza”, seguida de “cacería” de jóvenes en La Trinidad

Los paramilitares llegaron en unas 20 camionetas Hilux y sacaron de sus casas a algunos de los detenidos que fueron llevados con rumbo desconocido.

Vecinos de Sutiaba divulgaron en redes sociales la muerte del joven de 21 años que deja en orfandad a un niño de un año.

Las redes sociales también fueron aprovechadas por los miembros del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) para celebrar el éxito de la denominada “Operación Limpieza”.

Agreden periodistas

El director de Radio Darío, Anibal Toruño, denunció que durante el ataque de las fuerzas policiales y paramilitares dos de sus colaboradores  fueron golpeados mientras daban cobertura a la represión gubernamental contra la población del barrio indígena.

Además, explicó que los paramilitares destruyeron el equipo con el que ambos periodistas realizaban una transmisión en directo.

“Es lamentable que sigan violando los derechos humanos y la libertad de expresión. Mi condena a este ataque y mi denuncia al comisionado Domingo Navas, jefe de la Policía de León”, lamentó Toruño.

“Mi oración por esta querida población. ¡Cuiden sus vidas! Que no se engañe el Gobierno, reprimiendo y encarcelando, no obtiene ninguna victoria, más bien agudiza la crisis política y se gana más rechazo del pueblo”, dijo el influyente obispo Silvio Báez, al conocer del ataque.

Más en Nación

Send this to a friend