Negocios

La compañía francesa Delfingen invierte dos 2 millones de dólares

Una nueva planta de partes de autos

Planta

La empresa ubicada en Chinandega trabajará con Yazaki en León. Primeros pasos de sinergia en industria automotriz



La compañía automotriz francesa Delfingen construye en Chinandega una planta para fabricar soluciones para la protección eléctrica de automóviles a un costo de USD 2 millones.

La nueva fábrica–prevista a inaugurarse en marzo de 2018- se ubicará en Chinandega por la cercanía geográfica con la planta de Honduras, que produce la materia prima que se procesará en Nicaragua. La otra razón es facilitar la logística con Yazaki (la antigua Arnecom), a la que en una primera etapa, venderá el 100 % de su producción, reveló Geoffroy Vilbert, CEO de Opteamum Associates, al ser entrevistado para el segmento ‘Cuentas Claras’, del programa Esta Noche, que transmite Canal 12.

El inversionista francés explicó que se trata de una inversión de que en una primera etapa contratará a 20 técnicos calificados y 20 más en una etapa posterior. Pese a lo modesto de esos números, destacó el ‘elemento sinergia’ que desatará la entrada en operación de esas instalaciones.

Yazaki, de capital japonés, fabrica arneses (cableado eléctrico) para las ensambladoras norteamericanas, aprovechando las ventajas comerciales consignadas en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, así como en el TLC entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana.

No se descarta que en el futuro Delfingen trabaje también para Draexlmaier, la fábrica de capital alemán que opera en Nindirí y exporta al mercado europeo, lo que permitiría comenzar a consolidar un proceso de integración vertical de esa industria que emplea a miles de personas en ambos municipios.

“Esta es la primera francesa automotriz que llega al país; es simbólico pero importante porque mejora la imagen de Nicaragua ante las empresas internacionales del sector, y eso podría atraer a otras compañías, además que ayudará a conformar un ecosistema entre las tres: Yazaki, Delfingen y Draexlmaier”, consideró Vilbert.

Además de la planta de fabricación, la empresa rancesa construye en Chinandega un ‘centro logístico avanzado’. Se trata de una bodega sofisticada que estará coordinada con Yazaki, su cliente, para agilizar el tema logístico.

Empresa gestiona exoneraciones

El diseño de la nueva planta comenzó en julio de 2016. Poco más de un año después, en septiembre pasado, comenzaron las obras propiamente dichas, previstas para concluir a finales de febrero. Se espera que los dueños visiten la obra en el mes de noviembre, y que la inauguración ocurra en marzo 2018, como lo señala la planificación vigente.

Mientras tanto, Vilbert está a la espera de recibir el perfil del personal a contratar, aunque presupone que buscarán “técnicos calificados con tres a cuatro años de experiencia en el sector industrial”, no necesariamente muy jóvenes, y sin importar si se trata de varones o mujeres.

“Estamos buscando el mejor perfil para contratar personal. No hay un sesgo de género para hacer las contrataciones. De hecho, la planta de Honduras tiene más mujeres que varones”, aseguró, lo que quizás se deba a que las mujeres suelen ser más responsables y dedicadas a su trabajo, que algunos de sus colegas del sexo masculino.

Vilbert explicó la actividad automotriz es muy automatizada, lo que hace que no sean fábricas que requieran de mano de obra intensiva para operar.

También explicó que el apoyo que les ofreció el Estado para que se decidieran a instalarse en el país, fue más que todo la guía de ProNicaragua, “pero nada especial”.

Delfingen funcionará como una empresa de zona franca, aunque en este momento no está definido cuáles serán las exoneraciones que podrá disfrutar, porque sus representantes están en proceso de presentar la documentación por escrito para comenzar a gestionarlas.

Fundada en 1954, la empresa fabrica partes para la industria automotriz, soluciones de protección de circuitos integrados, y tubos de transferencia de fluidos, con un volumen de negocios de casi 200 millones de dólares en 2016.

La lista incluye a Francia, Alemania, Portugal, Rumania y Eslovaquia en Europa; Túnez y Marruecos en África; Turquía, China, Indonesia, India, Corea, Japón, Filipinas y Tailandia en Asia, y Canadá, Estados Unidos, México, Honduras y Brasil en América, lista a la que pronto se sumará Nicaragua.